dijous, 21 d’agost de 2008

CALABAZA DE HALLOWEEN

MANUALIDAD

Si quieres una auténtica “jack-o-lantern”, compra una calabaza lo suficientemente grande como para poderla vaciar e introducir una vela en su interior. En cualquier caso, trata de comprar una calabaza con una base lo suficientemente plana como para tenerse
“en pie” por sí sola, y que además tenga al menos una cara lisa y plana para poderla decorar con facilidad.

Coloca la calabaza sobre una superficie lisa y determina si se sostiene sola o si resulta poco estable. En este último caso, tendrás que cortarla por debajo de la siguiente manera: colócala bien recta dentro de un cazo de diámetro algo menor al de la calabaza. Marca con un rotulador o bolígrafo una línea en la calabaza, siguiendo el borde del cazo. A continuación corta la parte inferior de la calabaza siguiendo la línea. Así la calabaza tendrá una superficie plana sobre la que reposar

calabaza1.jpg (9445 bytes)

calabaza2.jpg (2175 bytes)

Si por el contrario la calabaza se sostiene sola, la abrirás por arriba. Dibuja una tapa en la parte superior de la calabaza, y recórtala con el cuchillo de carnicero clavando el cuchillo en vertical y avanzando poco a poco. Cuando hayas terminado levanta la tapa y elimina las hebras que hayan quedado pegadas en la parte interna.

Vacía el interior de la calabaza con los guantes y una cuchara. No tires las semillas, pues quedan muy ricas asadas al horno, como aperitivo. Con la cuchara, raspa el interior de la calabaza para eliminar los restos y que quede completamente limpia. Recuerda que aquí dentro vas a introducir una vela, por lo que es importante que el espacio esté libre de elementos que puedan quemarse.

Decoración de la calabaza

Escoge la cara de la calabaza más lisa y fácil de trabajar. Con el bolígrafo o con el rotulador, dibuja sobre la cáscara las formas que luego vas a recortar. Oscurece las partes que vas a eliminar con el cuchillo. Para ideas sobre cómo decorar la calabaza, mira estos modelos . También puedes inventar tus propios diseños, pero trata de que sean sencillos pues no es fácil trabajar con una calabaza, sobre todo si es muy carnosa.

Utiliza un cuchillo afilado y pequeño para recortar lo que has dibujado. Recuerda que lo que tienes que hacer es eliminar las partes sombreadas. Corta muy poco a poco ya que es fácil pasarse con un corte y estropear un ojo, destrozar un diente, etc. Si tienes que eliminar un trozo bastante grande, es recomendable cortarlo en trocitos más pequeños y manejables. Según vas cortando un trozo, empújalo hacia el interior de la calabaza con el dedo y sácalo con la mano. Ten cuidado de no cortarte durante esta operación, pues el cuchillo puede resbalar sobre la corteza de la calabaza.

calabaza3.jpg (2163 bytes)


Una vez terminada, coloca una vela pequeña en su interior, asegurándote de que el fondo es estable. Coloca la tapa en su sitio pero sin cerrarla del todo. En el caso de haber abierto la calabaza por abajo, colócala directamente encima de la vela encendida.

Apaga las luces y disfruta del espectáculo!!!