dilluns, 11 d’agost de 2008

DIABLO DE TASMANIA

El diablo o el demonio de Tasmania (Sarcophilus laniarius), es un marsupial carnívoro de la familia de los Dasyuridae que sólo se encuentra en el estado de Tasmania en Australia. Su tamaño es como el de un perro pequeño, pero de gran fuerza, es el marsupial carnívoro más grande que existe, se caracteriza por su piel de pelo negro, su desagradable olor ligado al estrés, su grito altamente fuerte, molesto así como por sus hábitos al alimentarse y la dificultad que generan las hembras para aparearse.

Caza animales lentos, incluidos insectos y serpientes, pero se alimenta sobre todo de animales muertos, como pájaros , wombats y ovejas. Puede romper los huesos con su dentadura y comerse un cadáver completo, incluidos el pelo y las plumas.

Los demonios de Tasmania, habitualmente, buscan la comida en solitario, pero se reúnen en grupos cuando disponen de alimento en abundancia.

En Tasmania fueron considerados como amenaza para el ganado, por lo que fueron cazados hasta 1941, cuando pasaron a ser una especie protegida. Desde finales de la década de 1990 el tumor facial de los demonios ha reducido significativamente la población por lo que podría ser clasificado como especie en vías de extinción.