divendres, 17 d’abril de 2009

HÉROES DE UNA CATASTROFE

El capitán Edward John Smith, nació en Stoke-on-Trent, Inglaterra, 27 de enero de 1850 y falleció el 15 de abril de 1912 en el Océano Atlántico. Se recuerda como una persona respetada y admirada por los miembros de su tripulación, poseía una extraña caballerosidad y autoridad especial. Visto como un viejo lobo de mar, en efecto era un líder para sus hombres, los pasajeros y aristócratas hablaban bien de su persona, reconocido por qué no corría riesgos innecesarios y sabía manejarse inteligentemente durante las cenas con invitados. Los sobrevivientes describen el temple de Smith en sus momentos finales, donde no mostraba nerviosismo, existen varias especulaciones sobre su fallecimiento. Unos dicen que vieron al capitán con un niño en sus brazos que nadaba cerca él, otras versiones coinciden que Smith se encerró en la timonera y se disparo en la cabeza, incluso otros testimonios relatan verlo nadar y gritar: “Sed ingleses… Sed valientes” El capitán del Titanic nunca abandonó el barco y mantuvo la calma en la evacuación, organizando y dando órdenes para salvar el máximo número de vidas posibles.
El segundo oficial Charles Herbert Lightoller, nació el 30 de marzo de 1874 en Chorley, Lancashire, Inglaterra. En el año de 1900 empezó su carrera como marino trabajando para un hombre llamado E.J Smith, Charles era descrito como un hombre alto, bronceado y con voz suave. Con sus palabras este oficial describe sus memorias sobre esa noche: “Lo que recuerdo acerca de esa noche… lo que me acordaré mientras viva, es la gente gritando y llorando se decían el uno al otro te quiero en el momento que la popa comenzó a hundirse.” En una entrevista con el senador Smith, este le preguntó a Lightoller: “¿A qué hora abandonó la nave?, Lightoller respondió: “Yo no la dejé”, entonces el senador intrigado inquirió: “¿Entonces la nave lo dejó a usted? Lightoller lo observó y respondió: “Si, señor”, las hazañas de Lightoller no terminaron ahí, durante la Primera Gran Guerra fue asignado como Comandante en la Marina Real Británica, sirvió en dos barcos de pasajeros que fueron convertidos en portaviones, por su desempeño recibió una condecoración.El honorable oficial Lightoller murió el 8 de Diciembre de 1952 como consecuencia de una cardiopatía, su cuerpo fue incinerado y sus cenizas fueron esparcidas en Mortlake Crematorium Richmond, Londres. Sus camaradas lo recuerdan y describen como un excelente oficial y gran marinero.