diumenge, 13 de juliol de 2008

CLAN VAMPÍRICO: LASOMBRA

Es el clan del liderazgo dentro del Sabbat. Suelen ser los más agresivos y leales a la secta. Su éxito en la destrucción de los miembros del clan que no pertenecieran al Sabbat les confiere un nivel de prestigio adicional. Algunos dicen que los Lasombra del Inconnu han sobrevivido y quieren destruir a sus Chiquillos. También hay algunos antitribu fuera del Sabbat, algunos pertenecen a la Camarilla, pero la mayoría sirven a sus propios intereses. Son líderes natos, se alzaron para encabezar la secta poco después de que los líderes Brujah traicionasen a los anarquistas. Sabían que serían duramente castigados por matar a sus antiguos, por eso debían mantener la fuerza de los anarquistas que quedasen. Desde entonces han disfrutado de mucho prestigio en la secta. Salvo uno, todos los Regentes han sido de esta clan. La mayoría son miembros de manadas establecidas, ya que de esa forma les es más fácil aumentar su poder. Son leales al Sabbat, pero también creen que es su responsabilidad y su derecho ser los líderes más fuertes del clan. Suelen pelearse entre quien de ellos va a mandar, pero prefieren a un Lasombra antes que a un vampiro de otro clan. Hay menos intrigas en el Sabbat que en la Camarilla, pero las que hay se dan entre los miembros de este clan. Están tan interesados por la libertad como el resto de los demás clanes, pero contemplan de forma distinta los medios de retenerla. Hacen hincapié en el control de las instituciones mortales, religiosas, políticas...como medio de defender al Sabbat ante las amenazas. Son el clan que más Criados tienen y mantienen agentes en muchos cargos de poder y espías por todo el mundo. Estos agentes son leales al Sabbat, pero responden directamente al clan, después de todo piensan que lo que es bueno para el clan es bueno para la secta. Son maestros de las intrigas, más que los Ventrue o Tremere, pero en vez de erigir una elegante fachada como estos dos clanes, se muestran abiertamente competitivos. Mantienen sobre sus hermanos de la secta un férreo control, mediante una combinación de fuerza, espionaje y manipulación. La palabra "maquiavélico" les define. El sigilo y la astucia son una segunda piel para ellos. Antes de la Revuelta Anarquista la mayoría vivía en el Mediterráneo, estableciendo control sobre la religión y política mortal. Montaron una red de espías que cubría toda Europa occidental, Rusia y las colonias europeas. Después de matar a sus antiguos se vieron obligados a huir al norte, a Escandinavia. Aquí fue donde el Sabbat se convirtió en una verdadera secta. Como la Camarilla trató de destruirles, incitaron a la emigración masiva del Sabbat al Nuevo Mundo.

Apodo: Guardianes.
Apariencia: Los más antiguos suelen tener ascendencia española o italiana. Los más jóvenes son de muchos puebles. La mayoría se viste bien, les encanta la riqueza y a menudo llevan joyas caras y conducen coches de lujo.
Refugio: Los más jóvenes no suelen tener un refugio privado, prefieren el refugio comunal. La mayoría de los antiguos prefieren su refugio privado, pero se quedan con la manada cuando es necesario.
Trasfondo: Escogen mortales con ansias de poder. A menudo escogen entre los que ya poseen influencia política o económica. Buscan a los mortales más inteligentes y astutos para reforzar al Sabbat.
Debilidad: No se reflejan en espejos ni aparecen en fotos o películas. Muchos tienen criados
humanos o ghouls que los atienden.
Organización: El clan no esta muy unido, pero celebran reuniones, denominadas conventillos, por lo menos, cuatro veces al año. Se celebra un conventillo indenpendiente en cada archidiócesis, abierta a cualquier miembro del clan que se encuentre en la zona. Las reuniones sirven para que los miembros se mantengan al tanto. Los conventillos coordinan el apoyo al clan para causas que pueden ayudar a los Lasombra y al Sabbat en general. La Vaulderie desempeña un papel importante. También es el lugar donde observar las intrigas y rivalidades entre miembros del clan, cuando luchan contra la Vaulderie.