dissabte, 6 de setembre de 2008

EL SEXTO SENTIDO DE LOS ANIMALES

Los animales tienen un extraordinario desarrollo de sus facultades perceptivas, esto les permite ver lo que los humanos ni siquiera llegan a intuir. Poseen una capacidad premonitoria excepcional, son capaces de detectar terremotos y otras catástrofes.
Sin embargo su percepción no es lo más llamativo de su comportamiento. Sus sentidos están mucho más afinados que los nuestros, nuestro estilo de vida no nos hace necesarios tener los sentidos tan desarrollados.
Pero lo más sorprendente es que existen testimonios que llevan este "sexto sentido" a otros niveles que escapan de cualquier explicación científica. Un ejemplo histórico es el comportamiento del gato de Sir Winston Churchill, que se encontraba muy enfermo, en cama, atendido por sus médicos. Una noche cuano ya parecía que estaba fuera de peligro, su gato empezó a maullar para salir de la habitación. Al día siguiente, Churchill amaneció muerto, habiendo presentido su gato la muerte.
Tambien tenemos el caso de felinos que recorren kilómetros para llegar a la tumba de su amo. Incluso algunos perros, saben cuando su amo está en peligro y se ponen tristes, o saben cuando su amo va a llegar a casa, incluso los días que llegan a horas distintas a la habituales.
En ocasiones vemos animales como perros y gatos que se quedan ladrando o aullando a un punto fijo en la nada. Dicen que los animales tienen un sexto sentido, un sentido que les permite ver o percibir la presencia de seres espectrales, detectar si un fantasma esta en una habitación y desde luego su compañía no les gusta.
Así que si veis que vuestra mascota se comporta de una manera extraña y se vuelve arisco sin causa aparente, tal vez no esteis tan solos como creíais.

En Cuarto Milenio Parte 1/3


Parte 2/3


Parte 3/3