divendres, 1 d’agost de 2008

EL PEOR ASESINO EN SERIE DE EEUU

Dentro de la notoria tradición de asesinos en serie de Estados Unidos, mezcla peculiar de crueldad con eficiencia, Gary Leon Ridgway va a ocupar el puesto más destacado. Este pintor de camiones de 54 años de edad se declaró ayer culpable del asesinato de cuarenta y ocho mujeres en los alrededores de Seattle.Esta terrible saga -versión corregida y aumentada del trístemente célebre Jack el Destripador- se prolongó durante los años ochenta cuando el país vivió un continuo sobresalto con el hallazgo de cadáveres de prostitutas estranguladas en las cercanías del río Green.A cambio de esta confesión y su cooperación para localizar los restos de todas sus víctimas, Ridgway logrará ser condenado a cadena perpetua en el Estado de Washington.En su espeluznante declaración judicial, el asesino en serie dominado por un sádico placer ha reconocido que «maté a tantas mujeres que me cuesta acordarme». El criminal tuvo que repetir cuarenta y ocho veces consecutivas la palabra «culpable» para salvar su vida y evitar muy probablemente una inyección letal. Pero, a pesar del acuerdo alcanzado ayer, todavía es posible que este caso se salde con la pena capital en virtud de un par de asesinatos atribuidos a Ridgway en Oregon.