diumenge, 17 d’agost de 2008

JOAN SERRA EL CRIMINAL DEL SIGLO XIX

Existe una historia-leyenda en la comarca del Alt Camp, que habla de un bandolero, de los muchos que a lo largo del siglo XIX existieron, he intentado encontrar una buena narración sin éxito. Así que lo que aquí narro es de mi teclado i dedos, por lo que el estilo y ritmo de la narración será un desastre. También es posible que algunas cosas no sean muy exactas, narro lo que de otros oí.

Dicen que un grupo de chiquillos entró a robar peras en el huerto del Carmen, sito en la localidad de Valls, con tan mala suerte que el propietario los sorprendió y propino una fuerte bofetada a uno de ellos, Juan Serra era el nombre del abofeteado. El tal Joan le espetó, al enfadado campesino, - lo que hoy has echo no lo olvidaré, piensa que los pequeños crecen-. Y efectivamente, creció y se enroló en el ejercito. Parece que su mal carácter no le granjeó muchos amigos y, a las recriminaciones de su sargento, respondió con un tiro de fusil y la consiguiente huida. Así comenzaba la vida de bandolero de Juan Serra, alias "La pera". Cuentan que uno de sus primeros asesinatos fue el del campesino que le propinase la bofetada cuando era niño. Este, La Pera, adquirió la costumbre de poner dos cirios a la Virgen del Carmen, a la vez que rezaba una plegaria, en la iglesia del mismo nombre, cada vez que cometía un asesinato. Con el paso del tiempo, y después de una larga sucesión de crímenes, parece ser que consiguieron detenerlo en una masía del cercano pueblo de Picamoixons, mientras se encontraba durmiendo con su amada. Fue conducido a la población de El Pla de Santa Maria, donde fue juzgado y ajusticiado. Su ultima petición, antes de ser ajusticiado, fue que alguien pusiera dos cirios a la virgen del Carmen y que rezase una plegaria por el. Dice la leyenda que nadie lo hizo. Mas tarde su cadáver se trasladó a Valls y fue descuartizado en cuatro partes. En el lugar, en que supuestamente ocurrió el hecho, existe una placa con la leyenda y un busto del bandolero. Esta historia- leyenda, inspiró al canta- autor catalán Lluis Llac, la canción el "Bandoler" y a la agrupación "Colla Gegantera El Calçot de Valls", el simpático gigante de la foto. Colla a quien pertenecen las dos fotografías que ilustran la entrada.